Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información

tv sorpresa ( podes maximizar si queres)

11/07/2008

Manuel García-Cartagena/ PALABRA/recomendado


Discover Enya!




PALABRA
(1984)
Manuel García-Cartagena


1. Maravillosa muerta, hoy te he visto con mis lentes de
dos cuchillas, cruzado todo en mí. Nos veremos otro día si nuestros pasos se arman de potros sin jinetes. En alto la mano, oí la voz del que dormía y te supe: Yo soy tu muerte, vendré a ti escondida en el Azar como ladrón. Estoy en ti como si te mirara, me visto con tu vida y te veo esperar.

2. Giraba toda el agua del mundo en mi mirada húmeda. Lloraba la senda al final de mis dedos, allí donde la historia se hacía caricia.

3. Y las legiones se incendiaban con tu cercanía, y la amada desesperada mordía el acantilado con su pecho sangrante, y la caída flotaba, y no tenían fin ni el dolor ni el gozo.

4. Te esperé allí con mi mano en el suelo, mas, llegada tu
llegada, todo fue gozo en el fondo de mí, porque allí estabas tú, en mi mismo fondo, y me llegabas desde adentro como una invasión extraña.

5. Llovía fuego todavía pues el mundo tenía dueños
crueles que se hacían entre sí la guerra sin poder vencerse. Mas tu tribu te esperaba, y los hijos de tu tribu: los que doblando la Forma hacían nacer lo ido, los que mordiendo la miseria dibujaban el aire, los que colgados del color repetían tus nombres, y con fibra de su ser los pronunciaban como música, y se palpaban la frente mas no se la encontraban, y al buscarse el corazón para amar, tú los confundías.

6. Porque sólo de ti nace lo que nunca morirá como el vacío; y tu abrazo es como el roce del arroz en espigas, y tu seno como el viento que hace crujir las ventanas.

7. Cerré mis ojos para verte y el que dormía me dijo: En
vano cierras tu pobre luz para encender la mía. No busques más: ella está contigo, aunque no puedas verla ni sentirla. Está en tu Cuadro y en tu Libro, está en tu Voz y no hay amo para ella.

8. Hubo entonces un silencio de gases y una tinta
detenida tanteó en mí sus miradas. He aquí que hablo y mis palabras cuelgan de la nada: llegado es el momento de salvar mis miradas, desato lo andado por mí y lo pongo a mi frente. Todas mis vidas anteriores desfilan ante mí como hormigas sonámbulas.

9. En un tiempo me hallé sumido en mis bosques, contando mis perlas y mis bolas de estiércol. Así, en mí perdido y vivo por mí, vi caer sobre mi cuerpo una capa roja que me alzó del sitio en que me hallaba como mano poderosa que sin apretar guía.

10. Y llegado que hubo al sitio donde me trajo, me mostró
un dedo y me dijo: Iniciado está el camino de tu tormento. Deberás amarme pues soy la madre que de sus entrañas parió criatura, pero amarme te será duro como pan sin levadura: me amarás en vano pues no seré yo quien te ame, sino otra.

11. Dicho esto, me mostró una marca que llevaba en un sitio oscuro de su vientre y me dijo: ¡Mira, esta es la marca de tu vida; por esta marca eres!

12. Mas, cuando iba a mirar la marca, vino un viento estruendoso gritando y tronando con furia, el cual me empujó apartándome con gran fuerza, dejándome solo justo en el centro de mi dolor.

13. Amarga es la soledad del que ha sido robado y en la noche no encuentra quien le ayude a perseguir al ladrón.

14. En medio de mí me miré y me vi colgando de mí
mismo. Desde entonces cuelgo y colgaré hasta el fin de mis entonces, mas mientras cuelgue seré yo el viento que me arrastre, y arrastraré a otros como fui arrastrado, y seguirá todo igual hasta el fin de los entonces.

15. Porque aquel viento entró en mí dejándome su marca,
y su marca también cuelga de mí, y juntos vamos y juntos somos, pues aunque llegado está el día en que le he muerto, junto con él he muerto igualmente.

16. Yo mismo guié mi diestra hasta mi propia frente; me
abrí la testa en dos y mi sangre en la suya fue derramada, así como en la mía él derramó su vida.


17. He aquí que soy el asesino del viento, y en mi origen
un cadáver flota en mi propia sangre. Pasadas dos épocas y un momento, me llegó la edad de la simiente cálida, mas por culpa del Azar, tu doble, tu hermano, la simiente fue en mí retenida más allá del signo.


18. Y conocí el veneno que se encierra en una mano cuando los labios están cerrados para el beso, y conocí el martirio del cordero manso que va a lamer las sandalias del pastor y éste, cual lobo, lo atrapa entre sus fauces.


19. En ti creo, Olvidada, dadora de olvidos. Tu olvido es
mi olivo, no hiere ni el vino ni el aceite; tu número es el mío, te busco cuando el desierto está demasiado cerca, te busco en el centro del lago, te busco en la planta que crece tan sólo de noche, te busco en la línea que sólo los buenos barcos tienen.

20. Porque buscarte es ya tenerte y mejor que tenerte,
pues nada tiene quien te tiene, pues lo que eres ha sido y ya no es.

21. Sólo yo que te busco y no te espero, te tengo cuando
quiero.

22. Ventanas he visto que bajo la lluvia disuelven al mundo, en mis vidas conocí oraciones inútiles que sólo parecían el canto de un perro.

23. Ante ti guardo mi verdadero nombre, heme aquí libre en mi prisión, suelto por la gracia de mis ojos entre verdugos que quisieran solazarse en mi tortura.

24. Mas tú, mi Señora, me libras de toda guerra y me llevas de tu mano. Tuya es la promesa y el tambor chico, tuyo es el clarín que acuesta a los vivos y levanta a los caídos, tuya es la palabra que alienta y el verso que alimenta.

25. Como planta rastrera vivo pegado a ti. Maldito aquel
que sabe el nombre de la Muerte y no la llama por temor.

26. Jurado está todo cuanto digo en los pliegos del tiempo, que nadie agregue ni quite una palabra de lo que aquí se expresa, pues Ella sabe ser cruel con los hipócritas y los envidiosos.

27. Esta es mi historia, yo soy el lenguaje. El que vive
mora en mí y a mí me sirve.


capitulo II


1. Al viento que riega los rumbos del hombre, y todo lo
dispersa y todo lo puede; a las legiones aguerridas y a las legiones empobrecidas por la crueldad de las primeras; a todas las orejas y a todas las lenguas:

2. Aquí vive el mensaje, vengan todos a recibir su ración de sabiduría.

3. El que dormía puso voces sobre mí y me habló escrutando las tinieblas, diciendo: Toma tu tinta y escribe lo que se te dirá, para que no haya dudas sobre si lo que aconteció fue cierto.

4. Dicho esto, tomé tinta y dispuse papel a mi frente;
mas cuando intenté escribir, el papel se tornó en fantasmas blancos que de mí se burlaban. El que quiera, entienda: estos son los fantasmas del Hombre, el papel es el espejo en donde ellos habitan.

5. Mas al verlos reír, mi terror devino ira, y vertí mi tinta
sobre ellos, y he aquí que mi tinta los redujo a esclavos.

6. Yo vi salir al viento de mi tinta, arrastrándome a su
paso por doquiera que andaba, gritando: ¡Libre soy para esperar que lo funesto acontezca. Preso estuve y ahora, por la fuerza de esta tinta, discurro y divago por donde me pluguiere!

7. Y del viento colgaba yo y en el viento me estremecía,
yo que gobierno sobre legiones de fantasmas humanos y tengo en mis manos el Ramo Florecido.

8. Yo soy el Varón, nadie ha visto nunca mi rostro, mi
nombre sólo yo lo poseo, y estoy fundado en una estatura sin relieve, y cuelgo del viento, el cual es mi padre.

9. Escuchen mi mensaje, criaturas del tiempo, y
dobleguen lo altanero de su cerviz, pues mi Mensaje es la voz de Ella que todo lo puede.

10. Y su voz es bella como el suicidio de un puente que se
arroja al río porque ya no quiere seguir cruzándolo

11. Y su Palabra es testimonio de que todo es válido en
los diez aquí y en los diez allá, porque nada en el terror le es ajeno a su Palabra, hay Crueldad en su diestra y Ternura en su siniestra.

12. He aquí que hablo a todo cuanto se mueve y a lo que
no se mueve, a todo cuanto flota y a todo cuanto pesa, a todo lo vacío y a todo lo lleno.

13. Porque a mí me fue dada potestad de hablar par
advertir a los que entiendan que el Viento del Cambio ya sopla sobre lo que existe.

14. Criatura de entendimiento, escucha y aprende lo que
aquí se dice, pues es Verbo Verdadero.

15. Desde mí habla lo que nunca fue visto, ni oído, ni dicho, porque soy la voz de lo que es, lo que vendrá y lo que muere.

16. Todo lo que ahora es válido, lo es porque es falso; la
falsedad hace el valor y fabrica el sentido, y de poco vale rebelarse contra lo falso si no es contra la vida, porque la vida es falsa como premio de ruleta, nada la contiene y la llena una mentira.

17. ¡Ay de aquel que se deje engañar por la vida y escriba en su frente alguno de sus nombres aborrecibles!

18. Quien creyere o pensare como cierto lo que falso es y
ha sido, estúpido es, y no podrá levantarse a escuchar al Dormido, pues la voz del Dormido no es voz para estúpidos, y sólo aquél que piense con su esplada podrá oírla.

19. ¡Alégrense, tribus y razas miserables! Truena en esta
tinta la Verdad que se escondía, y es motivo de gran lamento para quienes prefieren lo antiguo: sus números son rotos desde el primer entonces hasta el último, y perdida está su prosapia entre las legiones de los puercos.

20. Que sepa aquel que entienda que no todo hombre es
humano, que hay criaturas viles que aún no llegan a hombres, aunque de hombre tienen sus vestidos.

21. Estén alerta ante la Humanidad Falsa, no sea que los
piojos con cara de hombre, los alacranes bípedos, las ratas y los puercos, los desperdicios animales que tienen de hombre sombra y figura, los engañen. Mi señora traerá su aliento de carroza matutina y rasgará los vestidos de todos los hombres para saber cuál lo es ciertamente y cuál usurpa.

22. Y es seguro que si a alguno hallase que mintiese su
conciencia y dijese: soy hombre por no decir soy perro, ella le arrancaría su ser fingido y lo arrojaría como carroña a las alcantarillas.

23. Y es seguro también que no habrá juicio, sino que el mismo pecho y el hígado atestiguarán lo acontecido en la entraña humana, pues el hombre es criatura con dos caras, y la oculta anda de espaldas.

24. Apagado será el sol de la mañana y un viento frío soplará proveniente de tu enemigo.

25. Caído está el nombre de mi Señora y su siervo no
puede inclinarse a recogerlo.


26. ¿Por qué permites toda esa ignominia, Beldad
Muerta? ¿Por qué dejas que de ti se burlen aquellos que engendraste?

27. He aquí que yo golpeo con mi látigo los granos de la Piedra Sagrada, y cuando en su lengua ella habla en mi contra, sólo se ensucia aún más en sí misma.

28. Esta es la Palabra Nueva.


29. Humanidad: te hablo como le habla el garrote al
golpeado. Mi Señora te abrirá de un golpe corazón e hígado y aprenderá en tus entrañas la falsedad que ocultas, pues sólo creíste en la fuerza, y cuando la fuerza te habló no supiste entenderla, pues sólo creíste en milagros, y como el milagro es falso, no pudiste verlo.

30. Todo es supuesto, no hay pruebas de nada. Tu ciudad se alza sobre una Piedra Rota, y sólo con pensarlo mi Señora la destrozaría.

31. Esta es la historia de tu Reino, Señora Mía. Grande es
mi tribulación y horrendo mi suplicio. Abro y mido las puertas de tus estados y descubro con asco que están llenos de injurias.

32. Todo cojea o está doblado, todo es imperfecto. ¿Por
qué elegiste un reino Manco, Dulzura Muerta? Mísera es Tu Gloria en estas cavernas. El Viento Que Me Arrastra me hace ver otros dominios: ante mí, el Perro lame un hueso de oro, el Puerco se refocila en pocilgas de oro, la gallina Maestra no pone huevos y caga esqueletos llenos de nombres extraños.

33. Y el Viento Que Me Arrastra me toma de un brazo, y obligándome a olvidar, me dice: Aún no has visto nada. espera y verás lo que en verdad es horrendo.

34. Y halándome cual buey que se hace tirar del narigón,
llevóme al sitio donde lo Mentido existe.

35. ¡Ay de mí, que sufrí tales visiones! Pero más triste será tu suerte, Falsa Humanidad. Nadie se detendrá a recoger tus emblemas cuando caigan en el fango, ninguno querrá ensuciarse la boca con tus nombres.

capitulo 3


1. Río de Verdad es el Verbo, y no otra cosa. El que pueda entender, sabrá. Sentado está el que dormido tiene la boca preñada, mas cumpliéndose viaja el Azar mientras florece.

2. La Hermana miró moribunda a su hermano y quiso hablarle, mas un chorro de sangre fue su palabra.

3. ¿Por qué quedarían sin castigo los que bajaron su
cerviz ante la Piedra que no tiene ni rostro, ni nombre, ni sexo verdaderos, aunque impone estas cosas a quienes la adoran?

4. Me fue dicho: habla a la Humanidad y di que no habrá
juicio ni castigo, sino que aquel que mentidos hubiese llevado rostro, nombre y sexo, arrojado será como carroña a las Alcantarillas, y castigo no será éste, mas efecto de lo causado. Corriente de río es todo. Entienda el que sepa.

5. Preciosa Muerta, déjame ser quien hable por ti ante estas bestias, déjame ser tu cosa que habla y usa en mí tu boca.

6. Lluvias he visto que han dejado a la tierra languidecida,
lunas en donde buscarte era ver números y medidas, y por cada medida un número, y en cada número un nombre, Muerta Gentil.

7. Todo El Tiempo ha venido a presenciar nuestro
encuentro. Háblame sin tiempo, Señora mía, déjame sentirme presente en Tus dominios.

8. Todo El Tiempo nace en el templo del Hoy: abre tus altares para que entre Tu esclavo, Lejana Muerta.

9. Saludos, Hoy: en este plato de escribir, mi Muerta te
envía sus parabienes.

10. Hoy, el día se baña en el fondo de una jarra de vino. En el agua del día se baña mi Muerta, en su lago de esperar.

11. Hoy, único tiempo bello como la cabellera del piano. Hoy, las multitudes se aplastan fácilmente. Pisotéalas, Hoy, con tu pie de borrarlo todo. Que no haya pueblo ni masas, que toda comunidad quede aplastada, y el rebaño se haga oveja y carnero, y el partido títere y líder, y la iglesia mono y bufón, y la familia basura. Pues es mejor que el Hombre ande solo a la caza de sí mismo, y que el encuentro acontezca en el encuentro con Lo Cierto.

12. Hoy, haz de la mujer un camino de caricias, y que sus
manos sólo se abran en las manos del hombre. Pon en ella voces suaves que el dolor reconforten, pues la Vida ya se desborda por todas sus cicatrices, y sin Ella sólo habrá un mundo sin coronas.

13. A todo esto, en alto la voz, gritó la Fementida, y su
grito chorreó cual baba sobre el mundo: ¿Qué fuerzas obligarán a una mujer a tenderse junto a un hombre? ¿A quién buscas convencer de que el terror ya no existe? Oído esto, me senté a conversar con el Dormido en la forma en que él mismo me enseñó, y se me fue la vida preguntándole esferas.

14. Y acabada mi vida, vino hasta mí la mirada del
Dormido, y entre sueños su voz sonó cual suspiro de montañas: No dormirás sin ver que la mujer se hace libre para volver a ti, y cuando vuelva será la que nunca dejó de ser. Esta es la palabra de Dormido.

15. Llueva ahora sobre el mundo y salgan a flote los
cuerpos enterrados, tengan carne y presencia los cadáveres ya secos, y sean todos juntos más que los que viven, pues enorme es la sabiduría de los que conocen el Viaje, y suya es la simiente que habrá de germinar de nuevo.

16. Que el Viento que todo lo arrastra traiga de nuevo sus
nombres a sus frentes, y que sus bocas repitan la Palabra Nueva.

17. A aquel que entienda le será dado el Nombre y el
Número, y cambiada le será su luz por otra, y la nueva luz le hará ver lo que antes se ocultaba.

18. Verbo de Luz es este: que entienda el que quiera, mas el que entienda, sabrá.

19. Se detienen los océanos para escuchar el Mensaje; las
fieras recuestan sus cabezas para que el Viento sople sobre ellas; las esquinas de la ciudad se enderezan solas.

20. Y llegada la noche después del Levante De Los
Muertos, todos juntos estaremos en la Taberna.

21. Y el que tiene clavada en su cerviz la quijada de asno
con que su hermano le dio muerte, mirará riendo al que tiene todo el cuerpo llagado por lenguas de fuego; y el que tiene el hacha de piedra hundida entre los ojos, se sacudirá el golpe que no sangra ya después de tanto tiempo, y sonreirá a la que a su lado tiene la cabeza aplastada por una piedra.

22. Y las paredes de la Taberna crecerán solas para que todos quepamos, y crecerán hasta ser dos veces el planeta.

23. Brazos habrá rodando por el suelo, esperando que sus dueños apuren su copa de sabiduría, y los que perdieron sus órganos los tendrán de nuevo aquella noche.

24. Y juntos los muertos y los vivos formarán la Nueva
Tierra, y debajo de la tierra no habrá más que tierra, y sobre la tierra el Viento andará cantando sus salmos.

25. Llegado será el tiempo en que todos buscarán la muerte
para su prójimo sin encontrarla, y sin dominio sobre la vida será entonces el reino de los hombres. 26. ¡Todos estaremos muertos ciertamente! ¡Alta es la Palabra y cierta la Promesa!

27. Aquellos a quienes la guerra alejó de la vida estarán
bebiendo con nosotros en la Taberna, con sus agujeros en mitad del pecho, con sus vísceras brotadas y sus sesos chorreando.

28. Entonces será llegada la gloria de las aguas, y el mar se alzará de su olvido, pues el mar es el sueño de los muertos y los peces que en él viven, los crustáceos y los pólipos, son criaturas de sus sueños.

29. Y no habrá sitio para líderes en la Taberna, ni se
levantarán templos, ni habrá partidos, y muertos y vivos fornicarán libremente, pues esta es la Promesa de mi Muerta.

30. Voluptuosidad Muerta, tu canción embriaga los pechos que una vez respiraron el aire de la lluvia y admitieron en sus entrañas una gota de esta vida.

31. ¡Que no se quede nadie sin amar la lluvia, que no haya
huecos vivos que con agua no se aneguen! ¡El tiempo es líquido, y todo al llover se aniquila! ¡Gracias, Gentil Muerta, por esta lluvia que nadie posee y que nadie puede vender!

32. Y si llueve en la ventanita en donde una flor azul ya crece en los ojos de una niña, y si soplan las campanas su aliento tañedor bajo la lluvia, y si la melancolía no se hunde sino llena todos los pechos, es que hay tuercas esperando por la última lluvia, troncos que murieron por olvidar lo verde, desiertos como ejércitos condenados a lo seco.

33. Muerta, mi espalda está doblada de tanto pensarte.
Maravilla de maravillas, envíame tu sueño para volver a verte.

34. Entra en mí, yo soy tu cuerpo. Entra en mí,
Salamandra, entra, Gnomo, entra, Ondina, entra, Silfo. Yo soy el Gran Estornudo y el vaso limpio en que Ella bebe.

35. Esta noche nos tomarás a todos por sorpresa, llegarás
como ladrón subida en tu corcel, Estrangulada.

36. El Dormido escribe tu historia, le habla al Rojo para
que tu gloria sea repartida por los diez aquí y los diez allá, para que el universo entero empequeñezca ante tu nombre.

37. Mas aún soy tu aparato inservible, tu espejo eléctrico:
tengo de ti los rayos que tú quieras, háblame, y en mi mente un cielo nuevo arrugará el que mis ojos conocen.

38. Tú que escudriñas el Hígado, el Corazón y los Riñones,
tú que en el pasado no fuiste sino un miedo, dime cómo hacer que el hombre te sienta, cómo conectar a las Naciones con tu Nombre, cómo llevar a los pueblos tu Palabra sin que esta voz escrita se interponga.

39. Mi número es mágico y sordomudo. Mi garganta tiene una escalera de un sólo peldaño. Cuando hablo, el peldaño salta y sube o baja más allá de donde quiero.

40. El Dormido que gobierna la música y la lluvia sopló su
corneta con orejas de hurón, y mirándome desde su tumba viva, habló para toda la Humanidad, diciendo: Yo soy el Medio. Lo que me es dicho digo. Escucha el Mensaje que traigo y traga cada una de las palabras que escuches, pues Mensaje de Sabiduría es este.

41. Cuando hablarme quieras, póstrate o siéntate con las
piernas cruzadas. Baja tu cerviz y aprieta con tus manos tus orejas, llevando la punta de tus codos a tus rodillas. Luego cierra tus ojos y aprieta tus párpados; respira profundo y retén tu aire. Piensa en Mí. Escucharás mis pasos que lentamente se acercarán a ti. Si haces esto sinceramente y durante el tiempo necesario, apretando con fuerza tus orejas, tus párpados, tus labios y tu aire, mis pasos se detendrán en ti, y me verás.

42. Verbo verdadero es éste, pues es Palabra del Dormido,
quien habla con la voz de Ella.

43. Nadar en una fuente de metal hirviendo, tragarse el mar
de Vidrio Molido. El Viento me dijo: Sólo al sabio le es dado respirar en mi presencia.

3 comentarios:

  1. Hola amiga preciosa, viste que encontré tu otro blog? soy la misma ploma de siempre dejandote comentarios por todas partes jajajaja Besos Pica!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:22 p. m.

    Muy bueno, pero te has plantado y yo espero el proximo.
    Jose

    ResponderEliminar
  3. ...lo que imaginon dijo, pero yo digo: "que todas las margaritas del próximo verano se deshojen como las páginas de esos libros que nadie lee, y que nunca le falte sal a tu churrasco, y que puedas pagar todos tus cuentas con solo decir: "PicaMiel". gracias por el fuego... te debo una...

    ResponderEliminar

tuis

nuevos videos subidos



Argentina
pais de Ratones?

video
nuevo:


mis paginas web ( para ver scrips, animaciones, musica, videos)

LISTADO DE PAGINAS WEB SUBIDAS HASTA EL MOMENTO.
Ir con INTERNET EXPLORER SOLAMENTE PARA VER Y OIR LOS SCRIPS:
VIDEOS

Entradas populares